Las cerraduras son el elemento indispensable en cualquier puerta, si nos aportan seguridad y mucha paz, pero también son un serio problema cuando no funcionan de forma adecuada, así como en el penoso momento de darte cuenta que perdiste las llaves o te han robado sin la mínima posibilidad de recuperarlas. 

Es por ello que si estas en esta situación evalues muchas opciones antes de pensar en tirar la puerta o en cambiar la cerradura por completo, alguno de los métodos caseros que te presentaremos en este artículo requiere algo de práctica y experiencia, pero seguramente te salvarán de muchos apuros. 

¿Cómo abrir tu puerta principal con materiales caseros?

Métodos de apertura con materiales caseros

Los métodos de apertura no son iguales para todas las puertas algunas técnicas varían según el tipo de cilindro y lo actual que puede ser el cilindro, algunas cerraduras antiguas seguramente son fáciles de abrir pero las cerraduras modernas requieren de técnicas complejas, a continuación los siguientes metodos de apertura con materiales caseros:

Llave Bumping: las encuentras fácilmente en cualquier ferretería o portal web, están creadas con el único objetivo de desbloquear los sistemas de bloqueos de cerraduras tradicionales, ya que la mayoría utiliza una clave de una sola cara.

Herramienta de selección: Cerrajeros que han hecho mantenimiento a Cerraduras Inceca comentan que la más destacada en estos casos son las ganzúas y aunque no siempre es tan efectiva si no tienes la práctica suficiente con su uso. 

Clips de papelería: puedes darle a forma similar a una llave para lograr abrir la cerradura con tan solo unos pequeños giros. 

Cuchillo de mantequilla: tiene la función similar al método de selección o una ganzúa improvisada, en muchas páginas de internet puedes observar su uso en estas situaciones. 

Horquillas para el cabello: es un elemento común en cualquier hogar y se puede utilizar para abrir cualquier tipo de puerta, pero si no hay una mujer en casa posiblemente no dispongas de horquillas, así que puedes acudir a la técnica del cuchillo de mantequilla o un clip. 

Tarjetas bancarias: así como una tarjeta de plastico flexible, es perfecta para una cerradura estándar, solo tienes que sujetarte fuerte e introducirla en el espacio que está entre el marco y la puerta, doblandola lejos de la perilla, en el caso que sea imposible su apertura lo mejor será llamar a un cerrajero profesional. 

¿Qué debemos saber antes de llamar a un cerrajero?

Debemos tener cuidado y no abrir puertas sin la previa autorización de los propietarios, de lo contrario podemos pasar por delincuentes e incluso podemos ser penados con años de prisión. 

Por otra parte, es importante saber que no podemos aplicar ninguno de estos métodos con el uso de la fuerza, ya que podemos dañar la cerradura y no lograr el objetivo principal que es abrir la puerta. 

Debemos tener cuidado de no abrir la puerta de una comunidad o asociación de vecinos sin la autorización de los propietarios o los administradores del conjunto, ya que se estaría infringiendo la ley como mencionamos en puntos anteriores. 

Finalmente, si estas técnicas de apertura con materiales caseros fallan, lo mejor es buscar la asesoría de un cerrajero profesional, el mismo garantizara un trabajo de calidad y con el menor daño posible.