El horno es un elemento muy importante en la cocina, especialmente para hacer tortas o pasteles, pero no todas las personas cuentan con la oportunidad de tener uno en casa, es por tal razón que se limitan a la realización de tortas, pero afortunadamente es posible hacer una torta sin horno, y no precisamente una torta fría.

Hay muchas alternativas de cocción de tortas, puedes utilizar el horno microondas pero también puedes hacerla en la estufa, que es precisamente el método del cual hablaremos un poco hoy, y veras que por falta de horno ya no dejaras de comer ricos pasteles.

Hay que intentar hacer las cosas diferentes

Es cierto que la mejor forma de cocinar pasteles es horneándolos, pero eso no debe detenerte si no cuentas con uno, así que es necesario considerar alternativas, quizás n te queden como un pastel al horno, pero el resultado es muy bueno, y lo importante es la técnicas que utilices para que te quede lo mejor posible.

Así también hay que intentar diferentes alternativas en lo que tienen que ver con la seguridad de una casa o de cualquier inmueble, y es que es necesario proteger con seguridad profesional, la cual es solo posible gracias al servicio que ofrecen los cerrajeros de Pineda profesionales.

En la actualidad hay diversas alternativas de protección de inmuebles, no solo están los elementos clásicos, los mecánicos, sino que también hay mucha diversidad en la tecnología utilizada en los elementos de seguridad electrónicos, los cuales son ampliamente recomendados pro los cerrajeros especialistas.

La masa es muy importante

Es importante que sepas que este pastel o torta será por capas, ya que como en la estufa utilizaremos un sartén para hacerlo, la masa será muy fina, así que podemos utilizar varis capas para hacer una torta rellena de crema pastelera de tu preferencia, la puedes hacer por ti mismo o comprar de la que ya viene preparada en los supermercados.

En realidad puedes utilizar cualquier receta, pero en este caso, para una torta sencilla y no muy grande puedes utilizar lo siguiente, 3 huevos grandes o 4 pequeños, un tercio de taza de aceite, taza y media de harina de trigo leudante, ¾ de taza de azúcar y la misma cantidad de leche, cacao en polvo  y una cucharadita de polvo para hornear o polvo royal.

Mezcla todos los ingredientes y la puedes dividir en dos partes, incluso tres o más partes iguales y proceder a colocar en un sartén de teflón, previamente engrasado con aceite, la cocción es a fuego lento, y sabrás que esta lista cuando toda la superficie ya este seca, y haciendo la prueba del cuchillo o palillo, en realidad no tarda más de diez minutos.

Un montaje espectacular

Además de una receta deliciosa, es muy importante un buen montaje para que el paste luzca increíble, a cada capa de la torta una vez fría, cortar con un molde redondo para nivelar todas las coas, luego colocar una y posteriormente colocar crema pastelera del sabor de tu preferencia, y al final puedes colocar betún en toda la torta y decorarla como prefieras.