El pudin de chocolate es uno de los postres más fáciles de realizar, y es que puedes hacerlo con pocos ingredientes y además lo puedes presentar de diferentes formas, incluso combinar con otros ingredientes para tener creaciones muy hermosas, y es que lo bueno del pudin es que es realmente versátil.

Un pudin de chocolate se puede presentar solo, combinado con galletas y leche para realizar una torta fría, o la conocida marquesa de chocolate, pero también se puede ser el relleno de tortas para que tengan esa cremosidad y ese sabor entre capas que tanto nos gusta en ellas.

Con ingredientes muy fáciles de conseguir

La realidad es que los ingredientes para realizar pudin de chocolate los puedes conseguir en cualquier tienda o supermercado, el ingrediente principal y el más importante, debe ser el cacao en polvo, el cual debes saber comprar, que sea puro y de muy buena calidad, también necesitas  leche, fécula de maíz, mantequilla, azúcar, sal y vainilla.

Como puedes ver son ingredientes accesibles, y es que hay postres que vemos como difíciles de hacer y la realidad es que son sencillos, como también piensas que es difícil proteger tu casa con seguridad profesional, y el secreto para ello están en llamar a los cerrajeros El Raval profesionales, quienes te pueden ayudar de la mejor manera posible.

Porque no hay que dejarse llevar por lo que pensamos, porque la realidad puede ser muy diferente, y es que si es fácil hacer un pudin de chocolate, es fácil contactar a los cerrajeros para que nos ayuden a proteger nuestros bienes inmuebles de forma fácil y efectiva, sin gastar mucho en ello.

Preparación sencilla

Preparar un pudin es mucho más sencillo de lo que puedes creer, y es que la magia sucede con la fécula de maíz, que es el ingrediente que le da el espesor, y un consejo para que la preparación sea mucho más fácil consiste en mezclar todos los ingredientes inicialmente en la licuadora, a excepción de la mantequilla que se agrega al final.

Solo tienes que incorporar 2 tazas de leche completa, ¾ de taza de cacao en polvo e igual cantidad de azúcar, una cucharadita de sal y un toque de vainilla al gusto, así como de 3 a 4 cucharadas de fécula de maíz, si le colocas un poco mas quizás 5 cucharadas, el resultado puede ser un pudin muy espeso.

Luego debes colocar toda la mezcal en la olla a fuego medio e ir revolviendo constantemente hasta que espese, y cuando hierva, dejar cocer por unos minutos, pero sin dejar de remover, y apagar el fuego, al final agrega dos cucharadas de mantequilla y revuelve hasta ue estas se derritan, y listo.

Un postre que permite preparar muchas porciones

Esta receta puede durar un poco más que otras que incluyen huevo, pero recuerda que nada mejor que consumirlo fresco, del mismo día, pero claro, cuando este recién hecho hay que colocarlo en los envases, dejar que se enfríe y luego refrigerar por lo menos 3 horas y luego disfrutar como lo prefieras.